Hombrecito

HP DESKJET F4180

 

 

Compramos hace poco una impresora

HP Deskjet F4180

para imprimir trabajos de mis hijos.

 

Nos costó hacerla funcionar

(el pequeño, sin duda, es el más hábil),

aunque a decir verdad

nunca acaba de funcionar del todo…

 

Al enchufarla suenan golpes

tipo tambor,

después…como unos muelles,

como un correr de ruedas y rodillos,

de pronto un ruido seco, y…silencio.

 

Todo a punto parece…y algo falla:

a veces es el cable, que se afloja,

o “¿tendré que cambiar esos cartuchos?”

 

Pero a menudo el cable está en su sitio,

los cartuchos de tinta están completos

y no funciona la impresora.

 

Por no llamar, una vez más,

al pequeñajo,

intento solventar yo este problema:

al azar pulso interruptores,

desenchufo

portátil e impresora, todo muerto,

conecto, otra vez pulso, algo se enciende,

todo vivo de nuevo, hay luces verdes

y naranjas, puntitos que se activan;

lleno entonces de amor y de esperanza

pulso ctrl. + p,

y vuelven los tambores,

los rodillos y ruedas se desplazan,

los muelles se tensan y destensan a su aire,

hasta que algo se ajusta finalmente

…ahora chilla un silencio tembloroso…

y, de pronto,

lo mismo que amanece tras la noche,

parpadea el botón del encendido

con una luz plena de vida,

y, cual piar

de matutinos pájaros,

irrumpe el sonido de la copia

rumboso, fresco y virginal,

y la máquina pare documentos,

trabajos que mañana

con suerte traerán sobresalientes.

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: