15-M

Escrito por hombrecito 28-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Surgen muchas críticas al 15-M. Vienen, sobre todo, de aquellos que no han acudido a las manifestaciones, que no han pasado una noche con ellos ni los han escuchado en sus asambleas. Suelen venir de los que opinan basándose en lo que les dice la televisión, o el periódico que compran (siempre el mismo). Eso sí, sus opiniones suenan irrefutables, bien fundadas, dichas con una seguridad que para nosotros quisiéramos.En realidad no los han visto, no los conocen. No se han impregnado de su energía (que es variopinta, unificada, pasional y racional, lo que es propio, en fin, de una juventud viva). Ellos son el cambio, aunque el viejo orden (que mora en todos nosotros, alimentándose de nuestro miedo) esté al acecho. Nadie puede pararlos. En realidad, el 15-M somos todos, es la fuerza de la inevitable mutación, de la ira sagrada, del amor, de la visión profética...¡Ojo!, no nos equivoquemos, no son excluyentes: buscan la comunidad no fracturada, la unidad en la diferencia. No nos fijemos, únicamente, en los brotes violentos, en la pasión incontrolada que les quita por momentos la razón. Fijémonos en lo que late por debajo. De ellos, de nosotros.